● Vie 26 de Abril 2024

Vicepresidente Ejecutivo CRUCH acerca de Salud Mental: “Queremos aportar con propuestas de política pública y trabajar mancomunadamente con el Ejecutivo”

Escrito por Universidad de O'Higgins

 

  • Para avanzar en esta materia, la Comisión de Convivencia Universitaria y Salud Mental del CRUCH, que expuso su trabajo durante la sesión, indicó que es primordial la coordinación interinstitucional e intersectorial, para luego abordar los desafíos de generar propuestas de políticas públicas para la Educación Superior e impulsar iniciativas de investigación y generación de conocimiento en estas materias.

 

La salud mental y la convivencia universitaria fueron los temas centrales en la sesión del Consejo de Rectoras y Rectores de las Universidades Chilenas (CRUCH) de este jueves 25 de abril, la cual se desarrolló en la Universidad de Magallanes, en Punta Arenas.

A partir de una presentación de la Comisión de Convivencia Universitaria y Salud Mental del CRUCH, los rectores y rectoras del pleno, así como el subsecretario de Educación Superior, Víctor Orellana, conocieron los principales avances de esta instancia en los últimos dos años, los aprendizajes, nudos críticos y próximos desafíos.

“Nosotros queremos aportar con sugerencias, con propuestas de política pública y trabajar mancomunadamente con el Ejecutivo, de cara a lograr un desarrollo integral en este ámbito, sin perjuicio de que también queremos participar en algunos procesos legislativos que se puedan llevar a cabo, porque creemos que hay que dar una visión desde dónde pasan las cosas, desde la realidad”, afirmó el vicepresidente ejecutivo del CRUCH, rector Emilio Rodríguez.

De acuerdo al rector de la UMAG, José Maripani, “escuchar lo que nos muestra la comisión respecto de lo que está ocurriendo en salud mental es un tema que a todos nos inquieta. Todos estamos afectados en este contexto y siempre uno se cuestiona qué se puede hacer, porque hay actividades que tienen que ver con la salud pública”.

Por su parte, el subsecretario de Educación Superior, Víctor Orellana, valoró las recomendaciones y el trabajo de la Comisión, destacando el trabajo conjunto que ha realizado la Subsecretaría y el CRUCH en esta y otras materias.

“Chile tiene un desafío importante en materia de salud mental. Es un tema muy importante y de mucho interés para las y los estudiantes (…), los estudios son para que seamos felices y disfrutemos el tránsito por la Educación Superior, no para experimentarlo como agobio”, señaló el subsecretario, quien a su vez indicó que se está trabajando en la modernización de los procesos de formación y la incorporación de una sistema de acompañamiento para todas y todos.

En esa línea, Orellana adelantó que el próximo 9 de mayo se difundirá un informe de recomendaciones y orientaciones para el sistema de Educación Superior elaborado por el Consejo Asesor de Salud Mental para la Educación Superior de la Subsecretaría de Educación Superior, en el que también participan representantes de la comisión del CRUCH.

“Creemos que hay que trabajar efectivamente de manera mancomunada, entre las instituciones del CRUCH, porque aquí están las mejores del país, y de la mano con la Subsecretaría de Educación Superior, porque allí es donde se diseñan las políticas públicas”, comentó el vicepresidente ejecutivo.

Prevención y promoción

Si bien las universidades del CRUCH cuentan con estrategias y acciones para atender a las y los estudiantes, “entendemos que este es un problema de salud pública mayor. La salud mental no es un problema solo de las universidades, es un problema de la sociedad. Por lo tanto, creemos que hay que abordarlo de manera sistémica. Eso significa que hay que trabajar en la prevención, en la promoción, además de solucionar las demandas que van emergiendo”, planteó el rector de la Universidad de Tarapacá, Emilio Rodríguez.

En la línea de promoción y de prevención “una de las cuestiones en las que tenemos que avanzar de forma significativa es, por ejemplo, en disminuir la carga académica que los estudiantes están asumiendo”, sostuvo el rector. Agregó que, “en este marco, me parece que hay bastante coincidencia con lo que plantea la subsecretaría en términos de modernizar la Educación Superior chilena, en tener cargas de trabajo que sean razonables. Que los estudios no sean en realidad un sufrimiento, sino que una parte de la vida y creemos que ahí hay que trabajar de manera mancomunada”.

Finalmente, Rodríguez, expresó que “hoy día tenemos que lograr que para las personas que están aprendiendo, el proceso de aprendizaje sea interesante y significativo, lo que implica un rediseño a largo plazo. Pero también tenemos que atender el corto plazo y en esa dirección van las sugerencias de la comisión. Por ello, vamos a seguir trabajando en los próximos meses y, sin perjuicio del trabajo que está haciendo la subsecretaría con el Consejo, nosotros como CRUCH vamos a seguir reforzando con nuevos planteamientos y sugerencias”.

Aprendizajes y próximos desafíos de la Comisión

Desde su puesta en marcha, la Comisión ha trabajado en identificar los nudos críticos en torno a la convivencia universitaria y salud mental. Esto les ha llevado a concluir que para avanzar en estas materias lo primero es la coordinación interinstitucional e intersectorial, reconocer los distintos niveles y expresiones de las problemáticas y así poder construir canales expeditos de derivación y/o abordaje.

También, dentro de los aprendizajes se señalaron la necesidad de avanzar en: investigaciones que doten de evidencia científica las intervenciones que se realizan; la apropiación institucional; impulsar una gestión positiva y preventiva de la conflictividad; así como considerar la convivencia universitaria y la salud mental en todos los espacios de interacción y el co-cuidado como una responsabilidad compartida.

Considerando lo anterior, la Comisión planteó un plan de trabajo en base a los principios de transversalidad, corresponsabilidad, intersectorialdad e intencionalidad.  Los principales desafíos son desarrollar propuestas de políticas públicas para la Educación Superior e impulsar iniciativas de investigación y generación de conocimiento en estas materias.

Según indicaron las presidentas de la Comisión, Rosa María Olave, de la Universidad Alberto Hurtado (UAH), y Bertha Escobar, de la Universidad Católica de Temuco (UCT), esto implica la elaboración de orientaciones para la promoción de la Convivencia y Salud Mental en universidades del CRUCH y una reestructuración de las comisiones de trabajo en tres grandes áreas: sistematización, actividades y comité editorial.

La comisión

La Comisión de Convivencia Universitaria y Salud Mental fue creada por el CRUCH en julio de 2022, con el objetivo de recoger experiencias de las universidades, compartir buenas prácticas, proponer líneas de acción para la promoción de la buena convivencia y salud mental y, mejorar la calidad de vida de los y las estudiantes.

La comisión está conformada por 22 expertas y expertos de 21 universidades CRUCH y, se vincula con el pleno del Consejo a través de la participación de las rectoras de la Universidad de Chile (UChile), Rosa Devés; de la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación (UMCE), Elisa Araya; y el rector de la Pontificia Universidad Católica (PUC), Ignacio Sánchez.

Te Recomendamos

Viernes 24, Mayo

UOH fortalece la formación en matemáticas con experiencia internacional en la Universidad Nacional de Costa Rica

El objetivo fue obtener insumos para mejorar la carrera de Pedagogía en Matemática, fortaleciendo así su proceso de rediseño curricular y garantizando un alto nivel de calidad en la formación de sus estudiantes.

Saber más
Viernes 24, Mayo

Ciclo de Seminarios ICA3: un viaje a través del metabolismo del ARN

El investigador Uri Aceituno presentó su trabajo, que realizó en su estancia doctoral, y los alcances que puede tener frente al cambio climático, donde se requerirá de plantas más resistentes a entornos hostiles.

Saber más
Viernes 24, Mayo

Regulación del uso de celulares en aulas: destacan beneficios para el aprendizaje y la conducta escolar

Un estudio destaca que restringir el uso de celulares en las aulas mejora el comportamiento, el rendimiento académico y reduce el bullying.

Saber más